GRABAN ASALTOS A MANO ARMADA A MUJERES Y NIÑAS DE BARRIOS DE CHOLULA

Fecha: 2019-10-02T12:00

Responsive image

Ambos atracos a mano armada son muy similares, con el mismo modus operandi y tal vez perpetrados por la misma banda de delincuentes que operan con relativa facilidad en esta zona de la cabecera municipal.

+ EXTRA

San Pedro Cholula | Vecinos grabaron en video dos asaltos callejeros a mujeres y niñas, cometidos ayer martes y hoy miércoles en los barrios de Santa María Xixitla y La Magdalena.

Ambos atracos a mano armada son muy similares, con el mismo modus operandi y tal vez perpetrados por la misma banda de delincuentes que operan con relativa facilidad en esta zona de la cabecera municipal.

El primer robo captado por cámaras de videovigilancia fue el martes primero de octubre alrededor de las 07:13 de la mañana en la 7 Poniente y esquina de la 5 Sur, a una cuadra del Centro Escolar Miguel Alemán. Por este lugar, caminan todos los días cientos de estudiantes que se dirigen a otras escuelas de la zona.

En las imágenes se observan dos sujetos con sudaderas que caminan con tranquilidad y con un aparente conocimiento del lugar. El par de ladrones ubicaron rápidamente a sus víctimas y en menos de 30 segundos las despojan de sus pertenencias.

Esta vez las perjudicadas fueron una tía y una sobrina que se dirigían con tranquilidad hacia la escuela a esa hora de la mañana.Después de obtener el botín, los ladrones se alejan con cinismo y, al parecer, confianza del lugar, mientras las afectadas siguen su camino con temor, aunque alcanzan a advertir a otra mujer del peligro que hay más adelante.

Un día antes, alrededor de las 07:50 horas del martes 1 de octubre ocurrió un asalto similar en la 21 Poniente y 3 Sur, en los límites de los barrios de Santa María Xixitla y La Magdalena.

Desde una cámara de video vigilancia se observa que un sujeto con pantalón de mezclilla y sudadera negra con gorro intercepta a una mujer que caminaba con una bolsa de mandado y su monedero.

Igual que en el hurto anterior, bastaron unos segundos para quitar los objetos de valor a la vecina. Mientras el maleante intimida a la víctima, una mujer cómplice, vestida con ropa deportiva, espera a unos metros por si la necesita su compañero.

Tras el asalto, los dos malhechores escapan con facilidad con rumbo hacia la diagonal del ferrocarril, por una ruta que al parecer conocen perfectamente.