FRENAN VECINOS CONSTRUCCIÓN DE EMBOTELLADORA DE AGUA POTABLE EN TLAXCALANCINGO

Fecha: 2021-04-27T15:00

Responsive image

Imágenes: Cholollan Radio

+ EXTRA

San Andrés Cholula | A petición de los vecinos, el gobierno municipal clausuró esta tarde la construcción irregular de una cisterna y perforación de un pozo profundo en la calle Guadalupe Victoria de San Bernardino Tlaxcalancingo, donde presuntamente se pretende extraer agua potable para la empresa Junghanns.

Reunidos en la plaza principal de la junta auxiliar, los habitantes recordaron que están considerados un pueblo originario que debe ser tomado en cuenta, tanto por las autoridades como por empresarios, para la realización de cualquier tipo de obra que altere sus usos y costumbres.

En este caso, la posible extracción de miles de litros de agua potable del subsuelo de San Bernardino Tlaxcalancingo afectará a toda la población, desde el centro hasta la periferia, pues desde hace tres o cuatro décadas el nivel de los mantos freáticos ha descendido, al menos 15 metros.

Desde mediados de esta semana, los vecinos comenzaron a organizarse para recolectar firmas en contra de la supuesta instalación de una planta de la empresa dedicada a la comercialización de agua embotellada.

El documento que expresa su inconformidad será enviado a la Comisión Nacional del Agua que expide los permisos de explotación de este recurso natural.

Al mismo tiempo, demandaron al gobierno municipal de San Andrés Cholula detener las obras antes de que el pueblo se organice y tome la iniciativa de detener definitivamente esta empresa, como han hecho con otros proyectos gubernamentales y de la iniciativa privada, en defensa de sus usos y costumbres.

A demanda de los habitantes, el encargado de despacho de la Secretaría de Gobernación del ayuntamiento, Agustín Ramírez Hernández, se presentó a dialogar con los vecinos molestos, a quienes confirmó que las obras no tienen permiso, por lo que fueron clausuradas temporalmente.

Al mismo tiempo, se impuso un plazo de cinco días para que los responsables expliquen el inicio irregular de los trabajos, y en su caso, soliciten autorización, de lo contrario se fincará una responsabilidad administrativa e incluso penal.

El funcionario municipal puntualizó que la comuna solo tiene facultades de regular las obras y la extracción del agua potable debe ser avalada por el gobierno federal, a través de la Comisión Nacional del Agua.

Por su parte, los habitantes de San Bernardino Tlaxcalancingo reiteraron, de ante mano, que impedirán la instalación de una planta embotelladora de agua potable, como la que está a punto de agotar las reservas acuíferas de Juan C. Bonilla.

Indicaron que su postura será pacífica por el momento, a través de recolección de firmas y dialogo con los empresarios. Pero, insistieron que este proyecto enfrenta la oposición generalizada del pueblo originario de San Bernardino Tlaxcalancingo.

Cabe mencionar que la compañía Junghanns Agua de Mesa tiene planeada la construcción de una nueva planta en Puebla, obra que aparentemente está considerada en el sur de la capital poblana con una inversión de entre 10 y 32 millones de pesos que recauda a través de pequeños inversionistas en una plataforma en línea, recursos con los que pretende también abrir 32 rutas de distribución, ante la demanda de su producto en esta temporada de contingencia sanitaria.